Rotura del Ligamento Cruzado Anterior o LCA

La rotura del LCA es una lesión común en deportistas pero que también está presente en pacientes fuera del ámbito deportivo. Por ello, el tratamiento puede realizarse mediante cirugía o no, siendo la rehabilitación con medicina deportiva la más adecuada.

El ligamento cruzado anterior es un pequeño ligamento situado en el interior de la rodilla y que tiene gran importancia funcional; evita el desplazamiento del fémur hacia adelante y estabiliza la rodilla cuando ésta rota.

El LCA puede dañarse o romperse por diversos motivos, pero en su mayoría éstos se originan en la práctica deportiva o recreacional. Algunas de las causas más comunes suceden al:

  • Girar la rodilla con el pie fijo
  • Parar de correr o cambiar el peso de una pierna a otra de forma repentina
  • Caer con las rodillas totalmente extendidas (por ejemplo tras un gran salto)
  • Recibir un golpe en la rodilla.

Los primeros síntomas que indican una rotura del LCA van desde el dolor y la hinchazón inmediata de la rodilla hasta la imposibilidad de andar, ya que la rodilla cede al intentar cargar el peso del cuerpo sobre ella. Una punción de la rodilla que revele sangre en la articulación es, generalmente, indicativa de dicha rotura.

Aunque cabe destacar que en la mayoría de roturas del LCA la cirugía es la única forma de reparar la rotura, existen casos en que este proceso se puede evitar con un cambio de hábitos, especialmente en lo que se refiere a la actividad física del paciente.

La decisión de tratar esta lesión mediante un proceso quirúrgico o no, vendrá determinada por factores como la edad o la actividad del paciente (si es deportista o no) o la sintomatología. Se suele intervenir, de forma automática, a aquellos pacientes jóvenes (hasta 40-45 años) que presentan una rotura de la LCA grave y que no podrían volver a su rutina habitual con un LCA dañado. Además, la operación se recomienda -especialmente en estos casos- porque en numerosas ocasiones un LCA roto que no se ha intervenido muestra signos degenerativos con el paso del tiempo.

Tanto en tratamientos quirúrgicos como sin cirugía, el papel en la rehabilitación de la medicina deportiva es de vital importancia, ya que el seguimiento continuado de la lesión por un experto, hará posible recuperar la funcionalidad de la articulación. Contacta con nuestro centro, Clínica Deportiva Dr. Morillas, para que podamos ofrecerte un diagnóstico certero para ayudarte con cualquier tipo de lesión deportiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies