¿Qué son las ondas de choque extracorpóreas?

aparato ondas de choque extracorpóreasClínica de Medicina del Deporte de Lorca contamos con distintos tratamientos especializados, de entre los cuales destacamos la terapia con ondas de choque extracorpóreas. Estas ondas son ultrasonidos de alta potencia generados por una máquina específica con el objetivo de tratar numerosas patologías sin necesidad de utilizar cirugía. Estos impactos de ata energía pueden ser electrohidráulicos o electromecánicos y producen determinados efectos mecánicos y biológicos en el paciente.

Las ondas de choque extracorpóreas se utilizan desde hace años en litotricia para romper los cálculos del riñón y para tratar distintas patologías deportivas como la epicondilitis (codo de tenista), la epitrocleitis (codo de golfista), la tendinopatía de Aquiles, el tendón rotuliano, la fascitis plantar o el espolón calcáneo. También son muy efectivas para tratar el síndrome subacromial, la tendinitis calcificante de hombro, la tendinitis de Aquiles o rotuliana, la osteonecrosis (como la necrosis avascular de cadera, rodilla o pie) y ayudar en los retrasos de consolidación de fracturas (como la pseudoartrosis hipertrófica).

Este tratamiento es altamente recomendable para pacientes que sufren estas patologías y debido a su actividad requieren de una rápida recuperación. Además, las ondas de choque extracorpóreas son altamente indicadas para tratar:

Tendinopatías crónicas

  • Fascitis plantar con o sin estímulo del talón.
  • Tendón de Aquiles.
  • Epicondilopatía radial (codo de tenista).
  • Manguito rotador con o sin calcificación.
  • Tendón de la rótula.
  • Síndrome del dolor trocantérico mayor.
  • Función de cicatrización ósea deteriorada:
    • Retraso en la cicatrización ósea.
    • Fracturas por estrés.
    • Etapa temprana de necrosis ósea avascular (radiografía nativa sin patología).
    • Osteocondritis disecante en fase temprana (DO) madurez post-esquelética.

Urología

  • Litotricia (extracorpórea y endocorpórea).

Usos clínicos comunes y empíricamente probados

  • Tendinopatía:
    • Epicondilopatía ulnar.
    • Síndrome adductor.
    • Síndrome de Pes anserinus.
    • Síndrome del tendón peroneal.
  • Patologías musculares:
    • Síndrome miofascial (sin fibromialgia).
    • Lesión sin discontinuidad.
  • Cicatrización de heridas deteriorada.
  • Lesiones por quemaduras.
  • Piedras salivares.

Indicaciones excepcionales / indicaciones de expertos

  • Espasticidad:
    • Osteocondritis disecante en fase temprana (DO) madurez preesquemática.
    • Apofisitis (enfermedad de Osgood Schlatter).
    • Enfermedad de Peyronie (IPP).
  • Usos bajo condiciones experimentales:
    • Isquemia miocárdica (extracorpórea / endocorpórea).
    • Lesiones de los nervios periféricos.
    • Prostatitis bacteriana.
    • Enfermedad periodontal.
    • Osteoartritis.

Si necesitas más información acerca del tratamiento con ondas de choque extracorpóreas, visita nuestra Clínica de Medicina del Deporte de Lorca. Te atenderemos de forma individual y personalizada, nos adaptamos a tus casos y necesidades para dar con el diagnóstico más efectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies