Desgarro de labrum

El labrum es un cartílago que en algunas articulaciones como la cadera y el hombro prolonga la superficie de la articulación al adherirse al borde libre de la articulación y así hacer una articulación más estable. Como es una prolongación más allá del borde del hueso cuando se desgarra o se irrita, produce que las articulaciones duelan y los movimientos se vean limitados. El labrum del cartílago tiene una función de amortiguador que ayuda a sellar y sostener el hueso.

El desgarro de labrum puede tener lugar tanto en la cadera, como en los hombros. Es muy común que les ocurra a los deportistas y a gente que se ejercita con asiduidad. Pero sobre todo a aquellos que practican deportes como el golf, el fútbol, el tenis, el hockey y el hockey sobre hielo o el ballet, entre otros.

Las personas que cuentan con algún tipo de anomalías en la cadera también pueden tener predisposición a sufrir estos desgarros que resultan tan dolorosos.

Síntomas

Los síntomas de los desgarros de labrum se pueden manifestar de muchas maneras. Aunque a veces resulta muy difícil de averiguar de qué se trata porque se pueden confundir con otras lesiones. Hay unos síntomas que se notan más que otros, de hecho.

Si bien es cierto que, en algunas ocasiones, los pacientes suelen argumentar que tienen sensaciones raras en estas zonas del cuerpo. Estas suelen ser parecidas a las siguientes:

  1. Una fuerte sensación de bloqueo en alguna de las articulaciones, ya sea en la cadera, en el hombro. A veces se notan los crujidos o una especie de trabado que impide el movimiento.
  2. Un dolor en la cadera o en la ingle. Esto se produce cuando se trata de un desgarro de labrum de la cadera de distinta intensidad.
  3. Una sensación de rigidez en las articulaciones afectadas. Esta procede de esa limitación del movimiento que produce el desgarro de labrum.

Causas

Lo mejor es acudir a su médico de confianza para que le atienda y le indique qué puede hacer, ya que no siempre, como se ha dicho, se manifiesta de una manera clara y puede dar lugar a dudas. Sobre todo, si la sensación de dolor, de inmovilidad o de rigidez se mantiene en las articulaciones tras seis semanas de notarlo por primera vez.

Algunas de las causas del desgarro de labrum pueden tener origen en los traumatismos. Una lesión de cadera o de hombro puede desembocar en este tipo de desgarro. Esto ocurre con los accidentes de coche, pero también durante acciones de contacto en el deporte.

También es posible que algunas anomalías de la estructura ósea de los pacientes sean la causa del desgarro. La malformación puede provocar un desgaste del cartílago que provoque dolor y desgarro con el tiempo.

Por último, otra causa pueden ser los movimientos muy repetitivos que tienen lugar al practicar algún deporte, como ocurre en los giros más bruscos del golf y otras actividades físicas.

Diagnóstico

El diagnóstico se puede llevar a cabo con una exploración del médico de confianza. Se puede monitorear el dolor para evaluar la amplitud de los movimientos del paciente, una vez que ya le ha comunicado a su doctor las sensaciones que le produce.

Las radiografías se realizan para descartar fracturas y anomalías y la ecografía en manos expertas suele ser la mejor manera de conocer el estado del desgarro de labrum. La resonancia magnética es otra manera de conseguir imágenes del desgarro con precisión. Se introduce un contraste en el espacio que hay entre la articulación en sí y el hueso para que revele el tipo de desgarro y su gravedad.

Tratamiento

Dependiendo de lo grave que sea el desgarro, se podrán aplicar unos tratamientos u otros. A veces solo se necesitan unos medicamentos, medios físicos o infiltraciones, pero en otras ocasiones la situación puede precisar cirugías artroscópicas que reparen la zona. Lo mejor es consultar a especialistas. En Clínica de Medicina del Deporte de Lorca estaremos encantados de atenderte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies