Como vimos en el anterior artículo, la nutrición ayuda a que nuestro organismos funcione de manera eficaz en una carrera, ya que puede favorecer la disponibilidad de energía a partir de los hidratos de carbono y a evitar la alteración del equilibrio ácido-base que puede aparecer durante un esfuerzo extenuante. Para ello hay que tener una preparación previa.

Una dieta adecuada antes de la práctica de la actividad debe ser rica en hidratos de carbono como pasta, legumbres, arroz, verdura y fruta. Por el contrario, se deben limitar las grasas, y disminuir el trabajo físico y preparar la mente para mejorar los resultados de nuestra carrera. Pero ¿Y durante la prueba? ¿Es necesario también nutrir nuestro organismo durante una carrera de larga distancia?

Lo recomendado durante una carrera de larga distancia (de más de 30 minutos) es la reposición de nutrientes y líquido durante su transcurso; por eso, es importante no pasar por delante de los puestos de apoyo sin beber o reponer nuestras reservas nutricionales. Si no realizamos esta reposición de energía sufriremos un vaciamiento del glucógeno muscular que se asocia con una sensación de cansancio y la necesidad de reducir el ritmo de carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies