Ondas de Choque Extracorpóreas: Focales o radiales

Las ondas de choque extracorpóreas son ondas acústicas de alta energía. Pueden generarse de distintas formas diferenciadas por su generador focal o generador radial.

Desde 1980 se trata con esta terapia, y desde entonces la tecnología que la hace posible ha evolucionado muchísimo. Al principio, este tratamiento llamado ondas de choque extracorpóreas (ESWT, por sus siglas en inglés) se aplicaba a la urología. Pero poco a poco ha ido extendiéndose a otros campos médicos y sanitarios como la cardiología o la rehabilitación.

Dentro del campo de la Medicina del Deporte y la Traumatología del Deporte su uso no es nuevo. En Clínica de medicina del deporte de Lorca ofrecemos los siguientes tratamientos especializados: Tratamiento médico con Ondas de Choque Extracorpóreas. Nuestro Dr. Juan Miguel Morillas Martínez es miembro de la Sociedad internacional de Tratamientos Médicos con Ondas de Choque (www.ismst.com), de ONLAT (sociedad iberoamericana) www.onlat.net y de la Sociedad Española de Tratamientos con Ondas de Choque (para más información consulte en: www.setoc.es).

Pero, ¿qué tipos de ondas de choque existen?

Existen dos tipos. Las ondas de choque radiales (RSWT) y de las ondas de choque focales (FSWT). Es importante conocer en qué consiste cada tanto para el protocolo de tratamiento como para su aplicación según el tipo de lesión.

Ondas de choque focales

Las ondas de choque focales están generadas por inducción electromagnética y se propagan de forma lineal, es decir, hacia un solo punto. Producen baja dispersión de la energía, permiten una mayor penetración en los tejidos y actuar a nivel celular. Estas provocan molestias mayores al inicio de su aplicación.

Existen tres tipos de generadores de tecnología focal: electrohidráulico, piezoeléctrico y electromagnético.

Este tipo de ondas está especialmente indicado para el tratamiento de puntos gatillo miofasciales profundos, tendinitis de inserción crónica y puntos de dolor local profundos, pseudoartrosis.

Ondas de choque radiales (ondas de presión)

Las ondas de choque radiales se generan neumáticamente y se propagan de manera divergente. Se aplican sobre tejidos blandos de forma superficial activando la microcirculación y el metabolismo tisular. Su penetración máxima es de 40 mm.

Son menos invasivas y dolorosas que las focales y se puede realizar a nivel ambulatorio. Están indicadas para el tratamiento las tendinosis o tendinitis tanto si esta calcificada o no, tendinopatía de hombro, rodilla o codo; en la bursitis trocantérea, en el síndrome de la fricción de la cintilla iliotibial o puntos gatillo, entre otras lesiones más superficiales.

Características en común

Las ondas de choque extracorpóreas, independientemente del tipo que sean, han demostrado tener efecto analgésico y antiinflamatorio, aumentar temporalmente la vascularización y activar la angiogénesis. Además, fragmentan los depósitos calcáreos y estimulan la neosteogénesis en procesos de pseudoartrosis y retraso en la consolidación de fracturas.

Por otro lado, este tipo de tratamiento es una alternativa a ciertas intervenciones quirúrgicas, con su correspondiente reducción de riesgo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies